CUANDO COMENZAR REQUIERE ARTE.

Porque el tema no es esperar a que todo remanse. Ni que recuperemos aspectos que la crisis nos usurpó.

Sino que nos sintamos, cara a cara, ante el momento en el que estamos, y experimentemos la llamada de crear lo que harto nos está costando dar a luz.

Nos ayuda un avance técnico extraordinario, un impulso imparable de novedad, una incansable y acertada visión de la realidad.

Teniendo tanto por qué no intentarlo.

19 de septiembre en nuestra sede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.