VII ENCUENTRO CON EL MAESTRO JESÚS

 

Séptimo encuentro «Déjate sorprender por el Maestro» 29 de septiembre de 2021 

 

INTRODUCCIÓN

Bienvenidos todos a este primer encuentro del curso 2021-2022. Todos nos encontramos con una primera sensación de estrenar algo nuevo, algo que nos puede sorprender, y, sobre todo, algo que nos puede cambiar.

Iremos sintiendo que, cuando trabajamos con la “vida”, con lo “vivo” es posible sentir algo más que lo que nos habíamos imaginado. Así es lo creado, el espejo del corazón de Dios. Y así somos, también los humanos imagen y semejanza suyas.

El equipo, viéndose en un proceso de inmersión, nos encontramos, cada vez, con la auténtica hondura del campo en el que queremos profundizar. En definitiva se trata de Jesús, Maestro, Interior.

Intuimos dos niveles: el primero que es en el que nos encontramos, donde vamos descubriendo características, modos de ver, palabras suyas, acciones como la de hoy, etc… Queremos, en un primer momento, dejarnos impactar por el Maestro Interior, Jesús de Nazaret. Sólo, entrando en relación con él, podremos saber quién es él, y qué es de él. Y él nos decía, allá al principio: “venid y ved”.

Más adelante, en segundo lugar, nos parece atisbar la posibilidad de conocer y experimentar distintos procesos que se produjeron en él. En ese intento de saber quién es él, deseamos descubrir sus internos itinerarios, para conocer cómo fue tomando cuerpo, por dentro, su itinerario personal. Jesús no solamente nos impacta, sino que, también, se nos presenta como el “Camino, la Verdad y la Vida.

D I N A M I C A

Nosotros vemos las cosas, según nos parecen, o según creemos que son.

Nuestra meta es la perfección o ser perfectos:

. nos cuesta descubrirnos tal como somos, por si acaso.

. hemos desarrollado la mentalidad de que Dios quiere a los buenos y castiga a los malos.

. pensamos que no es suficiente reconocerse pecadores; hay que ser perfectos.

. nos da vergüenza no serlo.

. por eso, preferimos no ver nada, y ser sordos y mudos.

LECTURA: Mc 7,31-33

Es bueno recordar que Dios nos creó por amor.

Cuando creó el mundo, sabía las cualidades y capacidades de todo:

. en nosotros hay una característica general: la limitación.

. somos seres necesitados.

. eso le hace estar pendiente de todos.

. pendiente, sobre todo, de las necesidades.

. es lo que más le gusta.

Es interesante, como muestra de ese amor, ver cómo Jesús no pasa por los pueblos o regiones una vez, sino varias. Vuelve por donde pasó.

EJERCICIO: De qué te gustaría verte liberado o curado?

A quién te gustaría traer donde Jesús para ser mejorado.

LECTURA: Mc 7,33-35

El encuentro del enfermo con Jesús es una relación,

. No es un espectáculo.

. Nada humillante. Al contario, empático.

Entra en juego la relación personal: de tú a tú.

. Jesús entra en el enfermo: respeta su dimensión interior

                                                  Su proceso personal.

Jesús trasciende: efetá.

EJERCICIO: Se pone en la mesa una jarra transparente llena de agua. Nos recuerda a Jesús, en su función revitalizadora.

En silencio, contemplamos ese símbolo. Interiormente, imploramos la ayuda, de acuerdo con el deseo de cambio, con una breve frase.

Compartimos los sentimientos experimentados hasta el momento.

 

LECTURA: Mc 7,36-37

No se lo digan a nadie. La buena semilla hay que tirarla en buena tierra.

Guardar, como María, estas cosas meditándolas en nuestro corazón.

CONCLUSIÓN:

He venido a por los pecadores.

Jesús desarrolla el arte de responder.


SABER MAS

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.